La mirada machista de la Justicia

Catriel.-En el Día Internacional contra la Violencia de Género, quienes luchan contra este flagelo en nuestro país sufrieron un duro golpe. Es que la Justicia marplatense condenó a 8 años de cárcel sólo por tenencia y comercialización de estupefacientes a dos de los tres acusados que llegaron al juicio imputados por el crimen y el abuso de la adolescente Lucia Pérez quien fue asesinada en la ciudad balnearia en 2016; la joven contaba con 16 años en el momento del hecho.

En resumidas cuentas, para la Justicia, la menor no fue violada ni asesinada. Al conocer el fallo del tribunal, Guillermo Pérez, el papá de Lucía, comentó que “Es una vergüenza el fallo, una fantochada. Este tribunal no entiende nada de violencia de género”.
Los hechos que se juzgan de acuerdo a lo vertido en su momento por María Isabel Sánchez la primera fiscal que tomó el caso fueron aberrantes. Según su investigación los asesinos quisieron hacer creer que la joven había muerto a causa de una sobredosis de cocaína.

Se sospechaba que aún estaba inconsciente cuando la lavaron, la vistieron y la llevaron a un centro de salud barrial: “Se desplomó”, dijeron al ingresarla. Los médicos intentaron reanimarla, un procedimiento urgente y necesario que terminó resultando en vano porque la chica había muerto minutos antes. Pero los asesinos no pudieron ocultar los vejámenes a los que la habían sometido y que fueron los que finalmente le provocaron la muerte: tras drogarla y violarla, la empalaron.

“Fue sometida a una agresión sexual inhumana”, sintetizó la fiscal que fue rápidamente apartada del caso tras una controvertida conferencia de prensa. Antes de eso acusó a Farías y Offidani como autores del hecho y Maciel como partícipe necesario, acusado de encubrimiento.

El fiscal Daniel Vicente, quien reemplazo a Sánchez, había pedido prisión perpetua para Farías por considerarlo culpable de “abuso sexual con acceso carnal agravado en concurso ideal con femicidio, con el agravante del suministro de estupefacientes a una menor”. Para Offidani había solicitado 18 años de cárcel al considerarlo “partícipe necesario” del mismo delito, y retiró la acusación por “encubrimiento agravado” que pesaba contra Maciel, sindicado como quien lavó el cuerpo de la menor. Los jueces Pablo Viñas, Facundo Gómez Urso y Aldo Carnevale consideraron que no hubo elementos suficientes para que comprobar que Lucía fue violada y asesinada.

Una de las derivaciones que tuvo el atroz femicidio de Lucía, por ejemplo, fue la emergencia de una nueva organización contra la violencia machista: el #MiércolesNegro; una jornada de protesta y reflexión que se llevó a cabo el 19 de octubre de 2016 y que comprendió un paro o cese de tareas de 13 a 14hs, a lo que se sumó una concentración en el Obelisco que finalizó con una marcha a Plaza de Mayo. La consigna de aquel momento convocó también a vestir de negro. Ese fue el primer paro nacional de mujeres de nuestro país.

La familia adelantó que apelará el injusto fallo que, vaya paradoja, se conoció en el Día Internacional contra la Violencia de Genero.

Share Button

Comments

comments