Lo que el viento nos dejó: destrozos, árboles caídos y reparaciones de tendidos eléctricos

El intenso viento que azotó la ciudad en los últimos días, con ráfagas que superaron los 100 kilómetros por hora, dejó varias secuelas y daños. Un automóvil quedó destrozado luego de que se le cayera un árbol encima y la empresa Edersa, proveedora del servicio eléctrico, debió realizar reparaciones en varios puntos de la ciudad por roturas y daños provocados por las inclemencias del tiempo. También, en la Escuela Especial N°10, otro árbol que se cayó provocó destrozos en un paredón perimetral del colegio.

El automóvil Chevrolet Corsa que fue destruido por el árbol pertenecía a la familia Villegas y se encontraba estacionado sobre calle Praga 700 del barrio Lote 6.

Por otra parte Edersa informó, a través de un comunicado público emitido el pasado domingo, que el temporal de viento ocasionó que todas las cuadrillas de la empresa (reforzada por operarios contratistas) debieran trabajar sin descanso entre las 17 del sábado 29 de diciembre y las 2 de la madrugada del domingo 30.

El principal problema que se registró fue la caída de árboles y ramas sobre líneas de media tensión en toda la ciudad, lo que generó trastornos de todo tipo. También fueron necesarias operaciones de refacción en la zona de Peñas Blancas-Valle Verde y Colonia Ovejero.

Por otra parte, desde Bomberos Voluntarios, indicaron que se tuvieron hacer varias actuaciones para asistir a familias de distintos sectores de la ciudad, además de varias complicaciones por árboles que cayeron de raíz como el caso de la Escuela Especial N° 10 que destrozo parte del paredón, o perdieron partes de sus ramas.

Fuente: CO
Share Button

Comments

comments