Opinión: «¿Depende de mi, de vos o de todos?»

0
229
Edificio de EderSA sobre calle Formosa - Rodrigo Gut para VSN
Edificio de EderSA sobre calle Formosa – Rodrigo Gut para VSN
Por Elio Carrasco 

Una vida más truncada por la impericia humana, ¿y van? Parece ser que no aprendemos más. Porque nos quejamos, nos quejamos y nos quejamos cada vez más, pero nadie mueve un pelo sino hasta que es demasiado tarde para actuar. Esta vez no dejemos que nuestra disconformidad con lo que nos pasa se pierda en la impunidad de la burocracia administrativa y procesal.

Yo sé que a nadie le gusta tener que sortear, las trabas que tanto las empresas como el Estado nos imponen como bloqueo administrativo, a la hora de reclamar porque a mí tampoco me gusta, pero es hora de darse cuenta de que es la única arma que tenemos para hacerlo, además de movilizarnos en las calles. Qué ojalá suceda, aunque no creo. Porque si bien ésto se podría y debería haber evitado, nosotros somos -y disculpen mi crudeza- una manga de «dejados».

Todos sabemos que la lógica dicta que, si hay una tormenta como la que hubo, y se corta un cable de electricidad HOY, y los vecinos DEL BARRIO QUE SEAN dan el aviso HOY, a ese cable lo tendrían que haber levantado AYER. Y eso no es responsabilidad de los Bomberos, ni los vecinos, ni la policía ni tampoco el Intendente. Lo tiene que hacer la EMPRESA y lo tendría que haber hecho de inmediato, porque  sino las consecuencias pueden ser crudas como lo que ocurrió anoche en el barrio Preiss.

El resultado está a la vista: ahora en lugar de tener que levantar un cable tuvimos que levantar un cuerpo sin vida. El cuerpo de Facundo López, una criatura de apenas 12 años, y una familia destrozada por un hecho evitable. Y antes que digan algo sobre que soy el pelotudo desubicado que siempre ando haciendo chistes sobre cosas serias te propongo que esta vez, y sólo por esta vez, en lugar de morbosearte con la fotito, y putear al aire agitando el dedo buscando culpables donde no los hay, te plantees la pregunta REAL que en este momento nos debiéramos contestar: «¿Cuantas vidas MÁS nos va a costar aprender como sociedad?».

Todos tenemos una responsabilidad, porque así como hoy dio la casualidad de que  un niño podrían haber sido varios. Pensá que harías si le ocurría a tu hijo, tu primo, o tu hermano. Por eso pido que si compartimos esto, que sea para tomar conciencia, alzando la voz con responsabilidad y respeto pero a la vez con intensa fuerza y legitimidad moral, metiendo la suficiente presión social para que cosas como esta no sucedan de vuelta jamás y acompañando esa decisión con una acción que se condiga con el argumento de nuestro pensamiento. La acción de hacernos escuchar.

Por eso les pido les pido, que esto que ocurrió no quede impune y se pierda en el olvido. Y les recuerdo que cuando pasan cosas como estas, de todo lo que balbuceamos, somos lo que concretamos. Que una simple foto no desvíe el foco. Basta de lamentar por Facebook sin mover un dedo, compartiendo imágenes para alimentar el morbo comunicacional. Hagamos ruido en serio, y sigamos el tema para que además de una respuesta, nos den una solución mediante acciones que garanticen una prevención. No vendamos humo quejándonos una semana porque esta de moda y olvidemos todo a la otra como nos ocurre con tantas otras cosas. Depende de mí, de vos y de todos, alzar la voz.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here