Opinión: «Peligrosa detención de Milagros Sala»

0
328

macri sala detencion opinion

*Enviado por Marcelo Guerrero Román 

En tan solo un mes y medio de gobierno, la administración Macri ha decidido fundamentalmente, llevarse puestos la mayoría de los componentes de la simbología kirchnerista. Dentro de este marco, el día 16 de enero, fue detenida la activista jujeña Milagros Sala, dirigente de la agrupación social Túpac Amaru y diputada del Parlasur.

Sobre esta mujer pesaban 60 causas que ya han prescripto y en la actualidad tiene otras 5 causas abiertas enfrentando acusaciones por varios delitos, entre ellos «daño agravado y amenazas», entre las que sobresale la violenta agresión al actual Gobernador jujeño Gerardo Morales. Sin embargo la detención actual se debe a haber sido hallada como supuesta autora del delito de instigación a cometer delitos, tipificado en el Art. 209 del Código Penal. Según se indicó oportunamente, en principio son los delitos de Obstrucción al Transporte público y Otros (Art.194C.P.) y Tumulto e Impedir se cumpla una Medida de Gobierno o La Ley ((Art. 230 CP), como por ejemplo el Plan de Regularización y Transparencia de Cooperativas y Beneficios Sociales. Siendo esta una decisión absolutamente judicial y carente de demasiados fundamentos ya que tomando solo como ejemplo el período que va desde 2001 hasta la fecha serian cientos de miles los ciudadanos pasibles de comisión de delito, por lo que la detención de la activista tiene dos caras visibles que van mas allá de las tipificaciones del código: Por un lado la persecución de un símbolo del kirchnerismo norteño y el intento de destrucción institucional de una forma de hacer política social. Lejos de haber diseñado una política social emergente el gobierno de Macri simplemente se ha dedicado a avanzar sobre la estructura de acciones sociales kirchneristas sin proponer algo alternativo para las miles de familias que necesitan de la ayuda estatal para sobrevivir. Si bien se puede criticar el gran componente clientelar de la forma de hacer política social del kirchnerismo sabido es que de acuerdo a los índices de pobreza e indigencia, sobre todo en el norte del país, las ayudas sociales no pueden dejar de continuar su marcha por lo que el gobierno entrante arranco con una deuda social que puede menguar la base de sustento de su periodo. Aunque parezca mentira muchos de estos ciudadanos que podrían quedarse sin su ayuda social votaron a Mauricio Macri. Por otro lado y soslayando el impacto mediático que produce la detención de la activista, se puede ver como el gobierno macrista, prácticamente desde su asunción, ha tratado de socavar los alcances de la protesta social utilizando los medios adictos para criminalizarla y a un tiempo invisibilizarla o disfrazarla de meros conflictos. El caso de los trabajadores de Cresta Roja, lo sucedido en la municipalidad La Plata y los sucesos de Jujuy marcan a las claras que el nuevo gobierno intentara por todos los medios suprimir la protesta social con acciones represivas, intimidaciones laborales y todo tipo de acción que haga entender que quien proteste será perseguido, encarcelado o enjuiciado. No debemos dejar de mencionar que el macrismo, para llevar a cabo muchas de estas acciones, toma fuentes de la ley antiterrorista proveniente del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

¿Que busca la administración Macri con estas acciones? Eliminar el legado kirchnerista y todos sus símbolos para instalar un nuevo bloque histórico y al mismo tiempo deprimir a la clase obrera para instalar un ajuste acorde a la ideología neoliberal que caracteriza al reciente electo gobernante. Malos días se vienen para las clases subalternas. Si no pueden construir una alternativa de lucha que evite las nuevas medidas, la tensión Capital-Trabajo tendrá un claro ganador y la fiesta será de unos pocos. Como casi siempre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here