Otra denuncia por acoso en la vía pública

Catriel.- Una joven de la localidad realizó una presentación formal en la Comisaría Novena para denunciar que su hija menor sufrió acoso en la vía pública y un aparente intento de secuestro por parte de un hombre mayor de edad. El hecho ocurrió a las 13:15 del lunes 12 de noviembre en la intersección de las calles Ingeniero Garro y Avenida Roca.

La pequeña había ido a comprar sola a un kiosco ubicado en la mencionada esquina cuando, a plena luz del día, fue abordada por un hombre de tez trigueña, 1,60 de altura, que portaba un pañuelo blanco con detalles negro, pantalón marrón y camiza azul que le dijo “vení, dame la mano y vení conmigo”. La menor se negó y salió corriendo asustada directo hacia la puerta del kiosco, pero alcanzó a sentir un roce en uno de sus brazo cuando el sujeto intentó retenerla. Una vez dentro, debido a su evidente estado de alteración, recibió contención y asistencia por parte de los propietarios del local comercial. Los hombres incluso salieron para intentar identificar y detener al sospechoso hasta que llegara la policía, pero ya se había retirado del lugar.

“Me sentí mal porque yo la mandé sola a comprar al kiosco que está a la vuelta de casa. Ahora no las dejo (tiene otra hija) a ninguna parte. Yo le vivo hablando de los cuidados de la calle, por como está todo hoy en día. Por eso reaccinó de inmediato, se negó (al pedido del extraño), salió corriendo y se metió al kiosco. Yo fui a la comisaría, hice la denuncia y me dijeron que iban a revisar las cámaras de las cercanías para tratar de identificar a la persona. Además se que ya declaró el chico dueño del kiosco en la comisaría. Es terrible lo que esto esté pasando a plena luz del día en Catriel”, sostuvo la joven.

Este es el tercer hecho de similares características ocurridos en menos de un mes. El primero ocurrió el domingo 4 de noviembre cuando, con la excusa de preguntar una dirección, un adulto le mostró sus partes genitales a una menor de 14 años y se masturbó frente a ella, según consta en la denuncia. En tanto que el segundo hecho sucedió apenas tres días después, una joven de 21 años que caminaba sola por Avenida Mosconi fue abordada en la intersección de esa arteria con calle Canadá por los dos ocupantes masculinos de una Toyota Hilux color dorado champagne que comenzaron a acosarla verbalmente y seguirla con el vehículo hasta que la víctima se refugió en un local comercial para evitarlos.

Share Button

Comments

comments