Catriel.- Tras confirmarse los resultados de las elecciones municipales del pasado 28 de julio un nueva disputa se apoderó del escenario político. La primera fuerza (Juntos Somos Río Negro) y la tercera (Nuevo Encuentro) reclamaron como propio el tercer lugar del nuevo Tribunal de Cuentas que cambió su funcionamiento  y ahora tendrá mayoría opositora.

¿Por qué? Por la particular redacción del artículo 237 de la nueva Carta Orgánica Municipal sancionada en 2017 por la Convención Constituyente, y puesta en vigencia el 1 de enero de 2018. «El Tribunal de Cuentas estará integrado por tres (3) miembros titulares y tres (3) suplentes. La designación la realizará el Concejo Deliberante en la primera sesión ordinaria por simple mayoría de votos. Dos de sus miembros serán a propuesta de los concejales del partido político que resultare segundo en las elecciones a intendente, mientras que el tercer miembro será a propuesta de la fuerza política que resultare tercera. De no existir una tercera fuerza, el último integrante del Tribunal de Cuentas será propuesto por el partido político que resultare ganador en las elecciones a Intendente. Las propuestas se realizarán en ternas, de las que obligatoriamente deberán ser elegidos los integrantes del Tribunal de Cuentas», señala el mismo.

En él se establece como será la integración del organismo de contralor externo. La discusión está centrada en si es exigible o no a Nuevo Encuentro (NE) tener representación dentro del Concejo Deliberante para poder reclamar la plaza dentro del nuevo Tribunal.

Desde Juntos Somos Río Negro sostienen que sí. «La Carta Orgánica establece que el poder de contralor estará compuesto por dos cuerpos (Síndico Municipal) y Tribunal de Cuentas que se elegirá en sesión preparatoria entre las fuerzas que tengan representación en el Concejo, pues nadie ajeno a los miembros del mismo pueden mocionar una terna de candidatos. Por lo cual quedará integrado por dos postulados del Movimiento Patagónico Popular y el restante por la fuerza que ganó, Juntos Somos Río Negro (JSRN)», aseguró a VSN el Síndico Municipal electo y actual secretario de Gobierno Nicolás Sgalla.

«El Tribunal de Cuentas estará integrado por tres (3) miembros titulares y tres (3) suplentes. La designación la realizará el Concejo Deliberante en la primera sesión ordinaria por simple mayoría de votos. Dos de sus miembros serán a propuesta de los concejales del partido político que resultare segundo en las elecciones a intendente, mientras que el tercer miembro será a propuesta de la fuerza política que resultare tercera. De no existir una tercera fuerza, el último integrante del Tribunal de Cuentas será propuesto por el partido político que resultare ganador en las elecciones a Intendente».

Por su parte, desde Nuevo Encuentro se posicionan en la vereda opuesta. «Como tercera fuerza vamos a conformar el Tribunal de Cuentas y eso es positivo. Me tocó formar parte de la Convención Constituyente que sancionó la nueva Carta Orgánica, la cual en los artículos 326 y 327 reguló la conformación surgida de un proyecto que elaboraron la Unión Cívica Radical y el Socialismo. Haber conseguido ese lugar dentro del Estado municipal es meritorio y como fuerza lo vamos a asumir con total responsabilidad, porque ayudará a fiscalizar que esté todo en orden, cuidar las arcas municipales y que cualquier acción se lleve a cabo con total transparencia. Es importante que el contralor sea de la oposición y que no sea el gobierno electo el que se controle a sí mismo», sostuvo la ex convencional constituyente y candidata a presidenta del Concejo por Nuevo Encuentro Talia Bobadilla.

VSN consultó a los ex convencionales constituyentes Omar Simionato (Unión Cívica Radical), Daniel Delgado (Socialismo) y Javier Shus (Coalición Cívica ARI), representantes de los bloques co-autores de los proyectos que sirvieron para la discusión y elaboración del articulado señalado. Simionato y Shus, ambos abogados, tuvieron miradas opuestas. El primero sostuvo que el tercer lugar del Tribunal corresponde a JSRN. Shus aseguró que por el espíritu de la redacción interpreta que esa plaza debería quedar en manos de NE. El desempate lo aportó la opinión de Delgado que en ese sentido coincidió con Shus.

Desde NE sostienen que tienen a su favor «el espíritu con que fue creado» el organismo de contralor y que analizan la posibilidad de realizar una presentación judicial en caso que el oficialismo no cambie su postura. Desde JSRN desestimaron esta posibilidad, aseguraron que confían en sus argumentos y que «la ley es clara». Claro está, no hay acuerdo.

La designación de autoridades la realizará el Concejo Deliberante en la primera sesión ordinaria (en 2020) por simple mayoría de votos. Pero el oficialismo ganó 5 de las 7 bancas que habrá en el Poder Legislativo. La discusión todavía está abierta, las posturas están claras y habrá que esperar a ver que sucede el año que viene.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here