Politiquería barata y trajes de goma

0
170
DSC_0992
Por Fabricio Alvarez

Catriel.- No imagino algo más miserable que politizar una tragedia. El pasado sábado la muerte de Analía Chandía luego de calcinarse en su casa generó un revuelo político y social que tuvo, y aún tiene repercusiones en el seno de la sociedad. En ese contexto, en el de la pérdida de una vida humana, muchos fueron los que salieron a opinar sobre la situación ya que los bomberos no contaban con la indumentaria adecuada para trabajar, lo que provocó que dos voluntarios tuvieran heridas leves y no pudieran sacar antes a la mujer fallecida.

El conflicto nació porque el gobierno municipal tenía el compromiso de comprar los trajes para el Cuartel de Bomberos Voluntarios, ya que en agosto del año pasado, se aprobó un dictamen por unanimidad en el que se aprobaba la compra, vale destacar con el apoyo del bloque oficialista.

Hasta ese momento, por distintas razones y las que habría que hilar fino, no se había realizado y la tragedia del sábado por la mañana generó muchas opiniones encontradas. Pero la más desafortunada y desmedida fue la del legislador por el Partido Justicialista Luis Deus, quien fue el impulsor del proyecto de ley. El pasado lunes el legislador, dos días después de la tragedia, culpó al Secretario de Gobierno Nicolás Sgalla de no comprar los trajes y de ser responsable político por lo sucedido, en palabras textuales (a FM Alas) señaló que el siniestro podría haberse evitado si los voluntarios hubiesen contado con los trajes de seguridad pertinente.

Acá hay dos puntos importantes, primero por qué no se habían comprado los trajes, de las cuales se vierten diferentes razones dependiendo de los interés que haya en juego, y la otra es saber si efectivamente esa muerte podría haberse evitado con la indumentaria adecuada. Por lo primero, el Interventor de BV Elvio Díaz también arremetió por las redes sociales contra Sgalla a quien responsabilizó por no generar la compra, mientras que el propio Secretario de Gobierno le comunicó a este medio que nunca habían presentado alternativas de presupuestos coherentes, ésto quiere decir al menos tres valores para que el ejecutivo decidida. Según Sgalla ese trabajo presupuestario debía realizarlo BV. Lo segundo, lo de evitar el desenlace fatal es algo, en principio, difícil de probar. Cuando este medio le preguntó a Díaz  si con los trajes la hubiesen salvado dijo “viva no”, luego manifestó que hubiesen recuperado el cuerpo en otras condiciones pero excepcionalmente le hubiesen salvado al vida.

El municipio tiene un costo político por lo que sucedió y es lo que está pagando. Sin ir más lejos, el martes se hizo una marcha espontanea para apoyar a los bomberos y cuando algo es espontáneo vale por dos. La “espontaneidad” entre comillas porque comenzó algunos días en la redes sociales pero contingente al fin, se dio… sucedió y está muy bien que la sociedad se movilice, despierte y participe. También sería interesante saber cuántos son los socios con los que cuenta la Asociación de Bomberos Voluntarios de Catriel y que esto también sirva para que la ciudadanía apoye desde ese lugar en las medidas de sus posibilidades.

Ayer hubo una nueva reunión en la cual se llegó a un acuerdo para la compra de los trajes que rondan los 450.000 pesos, algo que debería haberse realizado antes y en el que cada actor deberá tomar las responsabilidades pertinentes. En pocas palabras, la tragedia del sábado no hizo más que acentuar las diferencias entre el oficialismo con la oposición legislativa, en virtud de las cuales algunos actores principales, en el afán de sacar rédito político, comenten graves errores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here