Preocupa la contaminación del río Negro en Allen y el resto de la Patagonia

657
Crédito Susana Gurtubay.
Crédito Susana Gurtubay.
Crédito Susana Gurtubay.

Allen.- A las denuncias y preocupación de la Defensora del Pueblo, Nadina Díaz, se sumaron otras voces respecto de la situación que se está viviendo en la zona por el derrame de mil litros de líquido carburante vertidos en una laguna que desemboca en el Río Negro y por otro cruso de agua afectado cercano a unas 20 viviendas familiares y a la Escuela 172 donde concurren muchos alumnos.

Un grupo de vecinos realizó una inspección en la zona de bardas de Allen y realizó muestras fotográficas impactantes donde puede un evidente estado de contaminación por sustancias hidrocarburíferas que fue denunciado y posteado el pasado sábado 29 de agosto .

Cabe recordar que Nadina Díaz pidió que se investigue el accionar de la empresa operadora YPF/MIRASAL YSur, de la Secretaría de Estado de Energía de Río Negro, de la Secretaría provincial de Ambiente y Desarrollo Sustentable, y del Departamento Provincial de Aguas por los hechos denunciados.

LAS DENUNCIAS Y EL AMPARO DE LA DEFENSORÍA POR LOS VECINOS

La defensora del Pueblo de Río Negro, Nadina Díaz, presentó dos denuncias penales y querellas por presunta contaminación ambiental en Allen y una acción de amparo en defensa de los vecinos que viven en la zona del derrame de hidrocarburos.

Las medidas fueron planteadas ante la Justicia Federal de General Roca por el incidente ocurrido en el pozo de la petrolera YSur, el 21 julio, y por el estado de contaminación cloacal e industrial de un canal de agua, cercano al lugar.

En el primer caso, solicitó que se determine si existe responsabilidad penal por el derrame de unos 1.000 litros de líquido carburante, que se depositó en una laguna natural que, a su vez, conecta con un desagüe que atraviesa el barrio Costa Blanco y desemboca en el río Negro.

En el otro caso, la defensora del Pueblo planteó una denuncia por un curso de agua cercano, que se encuentra en evidente estado de contaminación, con olores nauseabundos que afectan a unas 20 viviendas familiares y a la Escuela 172, entre otros.

A través de ambas iniciativas solicitó constituirse como parte querellante para dar seguimiento a los expedientes.

Además, presentó una acción de amparo preventivo ante la Justicia de Río Negro, a través del cual busca resguardar el derecho constitucional de los habitantes del lugar a vivir en un ambiente libre de contaminación.

Agentes de las delegaciones del organismo de control visitaron la zona varias veces y recibieron información, quejas y un acta firmada por vecinos de los barrios Costa Este, Costa Oeste, Costa Blanco, Calle Ciega 10 y productores de la zona de chacras de Allen y Guerrico.

Los representantes de la Defensoría recorrieron el canal hasta llegar a la barriada donde constataron que el color del agua es “blanco azulado” y la pestilencia más intensa.

Además, verificaron que la calle por la que circulan las maquinarias y vehículos de la empresa petrolera pasa a unos 10 metros de 15 casas del conglomerado Calle Ciega 10.

“Conviene recordar que toda el área de la que estamos hablando es una zona de chacras en la que se autorizó instalar torres de perforación y pozos petroleros. Hoy hay un fuerte olor a hidrocarburos y a gas de manera permanente. Los vecinos manifiestan tener problemas respiratorios y señalan que el agua de sus viviendas llega con aceite. También se quejan porque los ruidos de las máquinas se producen las 24 horas porque la actividad no se detiene. Por otra parte, algunos hogares presentan grandes fisuras en su construcción y peligro de derrumbe a causa del movimiento que producen los vehículos petroleros. Es curioso que no se haya tenido en cuenta la afectación para estas familias dado que muchas están instaladas hace unos 40 años. En los relatos que recibimos se percibe la angustia por la situación que están viviendo”, enfatizó Nadina Díaz.

Muchas personas acercaron su testimonio al organismo de control para manifestar que, desde que empezó la actividad petrolera, vieron afectada su integridad física, psíquica y económica.

“Hay un caso de una niña de 5 años que hace unos meses comenzó a manifestar problemas respiratorios que se fueron agravando. Según nos contó un familiar directo, un especialista les comunicó que los pulmones de la chica estaban tan afectados como los de un fumador crónico y les recomendó alejarse provisoriamente de la zona. Por este motivo resolvimos avanzar en la presentación de un amparo de manera preventiva, para proteger la salud y los derechos de los vecinos”, concluyó la defensora.

En el marco de las acciones realizadas, Díaz pidió que se investigue el accionar de la empresa operadora YPF/MIRASAL YSur, de la Secretaría de Estado de Energía de Río Negro, de la Secretaría provincial de Ambiente y Desarrollo Sustentable, y del Departamento Provincial de Aguas.

CONTAMINACIÓN EN GUERRICO

En Abril pasado, una familia que vive en una chacra en Guerrico denunció que el agua que sale de la perforación que hicieron hace 7 años para abastecerse está contaminada. Acá podés mirar la nota «Agua Negra» que realizó el noticiero del canal de cable Somos El Valle.

Hace algunos años comenzaron a notar un producto negro y aceitoso en el inodoro y en el lavarropa, por esto ya no usan el agua para consumo personal.

Estela, la vecina damnificada dijo que sospecha que las explotaciones petroleras que están cercana a su vivienda tiene que ver pero desde hace meses piden a las autoridades que realicen análisis para determinar el origen.

Cabe recordar que durante 2013, también se había denunciado contaminación en la Isla 19 esta localidad y se hicieron estudios bacteriológico a fines de junio sobre una muestra de agua tomada a la altura del «puente de hierro», detectó alteraciones físico- químicas con valores preocupantes (sólidos disueltos, cloruros, sulfatos, nitratos y nitritos) y bacterias coliformes mesófilas en números que superaron hasta en 400 veces límites establecidos. establecidos.

Pocos días después en el laboratorio «Praxis» se repitió el examen bacteriológico sobre una nueva muestra de agua, la cual también fue recolectada en cercanías del «puente de hierro». Los resultados fueron realmente sorprendentes porque las bacterias coliformes mesófilas se incrementaron de 1.200 UFC a 9.000 UFC, cada 100 mililitros. Cabe destacar que el valor de referencia para este tipo análisis es de menos de 3 UFC cada 100 mililitros.

Las bacterias coliformes se encuentran en grandes cantidades en las heces de humanos o animales de sangre caliente y guardan una estrecha relación con bacterias que son patógenas o dañinas para las personas.

A raíz de la situación planteada pobladores, productores y empresarios de la Isla 19 le reclamaron en aquella oportunidad a la Secretaría de Medio Ambiente de Río Negro que determine responsabilidades y aplique sanciones por los vertidos cloacales e industriales. Sin embargo, según una publicación del medio Magnamedia, ese organismo no hizo públicos los resultados de los análisis que realizó en conjunto con técnicos del DPA y la AIC para evaluar la contaminación denunciada, pese a que su titular Laura Juárez indicó aquella vez que estarían en pocos días.

Crédito Susana Gurtubay.
Crédito Susana Gurtubay.
Crédito Susana Gurtubay.
Crédito Susana Gurtubay.
Crédito Susana Gurtubay.
Crédito Susana Gurtubay.
URLTítuloLeyenda
Crédito Susana Gurtubay.
Crédito Susana Gurtubay.
Crédito Susana Gurtubay.
Fuentes:  Susana Gurtubay. adnrionegro.com.ar, rionegro.com.ar, magnamedia.com.ar/