Pronto podremos pedir todo a través de delivery

El boom del delivery a domicilio de comida llevó a que la ventana de clientes sea cada vez más chica, en términos de competencia entre firmas y ofertas de restaurantes. Es una de las razones por las cuáles las empresas de entregas están buscando nuevos horizontes para empezar a ramificar sus tipos de entregas a cada vez más productos y de esa forma conseguir un número mayor de personas que utilicen su aplicación.

Es por eso que empresas como PedidosYa optaron por ampliar el tipo de servicios que ofrecen para sumar otros productos a su listado. Tal es el caso de algunas farmacias, lo que permite pedir desde medicamentos hasta perfumería. Pero la firma también incluyó a supermercado Disco, lo que claramente los pone en un lugar de ventaja frente a sus competidores, al permitirles a sus usuarios pedir además productos de almacén o limpieza en cuestión de segundos.

Otro caso similar es el de Mercado Libre, que sumó servicios también a su plataforma para permitir requerir todo tipo de trabajos desde el sillón de la casa, así como otros productos, sean de indumentaria o algo que compramos para nosotros.

Era de la conveniencia

Es que vivimos en tiempos en los que las personas no desean perder el tiempo en demasiados pasos para conseguir lo que buscan, sino lo contrario, cada vez se apunta a tener lo que se desea con el menor esfuerzo. Es por esto que las empresas deben adaptarse para no extinguirse, ya que además de luchar contra la competencia, también deben conseguir atraer a los usuarios con sus ofertas.

Los tiempos de entrega también son parte de este movimiento, pero en vistas de los grandes problemas de tráfico que se están enfrentando en la mayoría de las ciudades este aspecto de las empresas se torna cada vez más difícil. Algunas están experimentando con drones con mucho éxito, reduciendo muchísimo lo tiempos de entrega de todo tipo de producto.

No faltará mucho para que se convierta en un punto en común para todas las empresas, ya que de configurarse bien estas naves pueden volar automáticamente hasta el usuario e incluso encontrarlo si justo salió de su domicilio. Además de los voladores, las empresas también están probando drones de calle que son mucho más reducidos que un vehículo y pueden realizar entregas en tiempo récord. Es que a través de sus aplicaciones de GPS y retroalimentación con una central de tránsito, pueden evitar embotellamientos y otras demoras.

Probablemente el futuro también encuentre a las empresas de delivery sumando a cada vez más servicios, saliendo de los habituales, para ofrecer prácticamente todo lo que se necesite. De a poco están apareciendo servicios que tienen como objetivo realizar los trámites por la persona, siempre y cuándo puedan cargar consigo una forma de identificación.

Algunas firmas internacionales de delivery también están sumando servicios personales como masajes, médicos y muchos otros aspectos vitales de nuestras vidas a la entrega o visita a domicilio, lo que hace pensar que en el futuro se podrá pedir todo desde la comodidad de un sillón.

Share Button

Comments

comments