Talia Bobadilla: «Hay trabajar en verdaderas políticas sociales y corrernos del asistencialismo»

0
368

Talia Bobadilla, candidata a primera concejal por Nuevo Encuentro, nació en Catriel y tiene 29 años. Estudió desde el 2008 al 2015 en la Universidad Nacional de Córdoba y se recibió como Licenciada en Trabajo Social para luego retornar a la localidad. Actualmente es docente en los niveles medio y terciario y se desempeña en el equipo de ETAP (Equipo Técnico de Apoyo Pedagógico) primaria.

Su primer acercamiento a la política fue en su etapa de estudiante en la Docta. Las realidades sociales que allí conoció la llevaron a involucrarse cada vez más. Asegura que la convenció el proyecto político de Néstor Kirchner y se afilió al peronismo para comenzar a militar. Una vez que volvió a Catriel participó de las actividades de la Unidad Básica y en 2017 fue electa como convencional constituyente por el Partido Justicialista. En 2019, por diferencias internas, se distanció de ese espacio para ser candidata a concejala por Nuevo Encuentro.

Entrevista con Talia Bobadilla

-VSN: ¿Por qué motivos te postulás para el Concejo Deliberante?

-TB: Creo en la política como herramienta para la transformación social. Catriel es una ciudad con recursos y que lo que falta es decisión política para mejorar la calidad de vida de los y las catrielenses. Mi mirada siempre esta puesta en lo social: políticas territoriales democráticas, garantizar el derecho a una vivienda adecuada, digna es algo esencial para garantizar el derecho a la familia, a la seguridad personal, a la salud y, en definitiva, para asegurar el derecho a la vida. Si se construyen viviendas sociales con una habitación para familias numerosas o para familias con integrantes con discapacidad pero que la silla de ruedas no entra en el baño no es garantizar el derecho a una vivienda digna y menos si no cuenta con todos los servicios básicos.

-VSN: ¿Cuáles son las propuestas principales?

TB: Hay varias cuestiones para sintetizar. En primer lugar aportar a la construcción de una sociedad más democrática a través políticas públicas que apunten a ese fin. Es fundamental el enfoque en derechos humanos y la perspectiva de género como ejes transversales. Por otro lado, recuperar la autonomía del Poder Legislativo que se ha convertido en un brazo del Ejecutivo.

En cuanto a las políticas de Desarrollo Social tenemos que corrernos del asistencialismo que pone a las personas en un lugar pasivo y de dependencia, muchas veces tomando las necesidades de la gente para fines partidarios. Hay que trabajar en verdaderas políticas alimentarias, de trabajo, sobre todo acompañar y contener a los más vulnerables en esta crisis a nivel nacional que afecta a nivel local, siempre reconociendo a todos los actores sociales, instituciones, organizaciones sociales, comunitarias, juntas vecinales.

Sobre políticas de género hay que poner en agenda la temática que hoy no es trabajada desde el municipio. Hay de todo para hacer, desde la visibilización de las desigualdades, la capacitación en perspectiva de género a los trabajadores municipales hasta la generación de políticas dirigidas al colectivo como por ejemplo crear un Centro Municipal de Información a la Mujer.

Y en cuanto a los pueblos originarios es fundamental brindarles espacio y empezar a darles participación en la escena pública, reconocerlos como parte de nuestra comunidad y generar políticas en conjunto que resuelvan sus demandas.

-VSN: ¿Cómo definirías los últimos 8 años de gobierno?

TB: La era de Johnston es la de un gobierno absolutista y del como si; como si hicieran viviendas dignas, como si hicieran obras planificadas, como si pensaran en la gente y sus necesidades básicas, como si legislaran, como si gestionaran básicamente. Ni hablar del uso desmedido de la Justicia en cuestiones que tenían que ver con desacuerdos ideológicos y no estar por fuera de la ley. Creo que tuvieron la oportunidad de llevar adelante una gestión eficiente ya que contaban con los recursos pero, no solo faltó decisión política, sino también mayor y mejor formación en políticas públicas.

-VSN: ¿Qué opinás de los 20 años de gestión de María Rosa Iemolo?

TB: Fue un gobierno que no contó con el dinero que cuentan ahora, y que cayó en el clientelismo puro.

-VSN: ¿Profesás alguna religión?

-TB: No soy creyente pero respeto la fe de los demás, la libertad de culto es un derecho. Aparte muchas veces las iglesias acompañan a la población y están en territorio, son un actor más con los que trabajar más allá de las creencias personales.

-VSN: ¿Qué opinión tenés sobre la legalización del aborto?

-TB: Estoy a favor de la interrupción legal del embarazo porque significa garantizar el derecho a salud sexual y reproductiva de las personas gestantes. No estar a favor es lo que permite que siga sucediendo en la clandestinidad y que cientos de personas gestantes sigan muriendo en condiciones indignas. Es una cuestión de Salud Pública. En educación trabajamos profundamente en ESI (Educación Sexual Integral), la salud es integral.

-VSN: ¿Sobre el matrimonio igualitario?

-TB: Es una ley aprobada durante la gestión de Cristina, pero una conquista del colectivo LGBTQ+. Argentina es el primer país en Latinoamérica en reconocer este derecho terminando con un motivo de discriminación estatal y desigualdad jurídica.

-VSN: ¿Qué le dirías al votante, para explicarle por qué votar tu fórmula o proyecto?

-TB: La verdad. Que Nuevo Encuentro es un partido kirchnerista, nacional, popular, democrático y feminista. Somos un grupo que trabaja desde la horizontalidad, no hay personalismos estamos convencidos que es entre todos/as la construcción. Nuestros ejes de trabajo son la equidad y los derechos humanos. Somos trabajadores, vecinos y vecinas que conocemos la realidad, la vivimos, y creemos que estamos preparados para traducir las demandas de los y las catrielenses en políticas que ayuden a mejorar la calidad de vida de todos y todas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here