Un pozo de un yacimiento de Catriel innovará en el almacenamiento de gas

Catriel.- Tecpetrol, es la empresa que tiene la concesión de la explotación del área de Agua Salada, un yacimiento ubicado a unos 30 kilómetros de la vera de la Ruta 151 a la altura de la Escondida. Allí, la empresa destinará un pozo de Aguada del Indio para almacenar gas durante la temporada de bajo consumo y que podrá ser utilizado en la época de mayor demanda, durante las estaciones más frescas del año.

Este emprendimiento tiene dos aristas que lo hacen atractivo. Por un lado utilizar viejos pozos que tienen poca demanda y por otro evitar que la producción de gas baje. Ya que cuando la demanda está muy por debajo de la producción las operadoras tienden a bajar la producción, lo que genera un impacto en toda la cadena que compone el sector energético.

Tecpetrol tiene el 70% de los activos en ese yacimiento, el resto es YPF que trabaja como socio. Según informaron desde la secretaría de Energía de Río Negro, la firma internacional invertirá 140 millones de dólares en este novedosos proyecto.
Es el único en la cuenca de Río Negro y Neuquén. Solamente hay uno en el país en Chubut y hubo algunos intentos fallidos en Mendoza.

Se trata del primer proyecto de estas características en la región. Solo hay uno en el país en Chubut

Esta iniciativa viene a abonar una tendencia en la zona de campos maduros de reactivar y darle una vuelta de tuerca para seguir sacándole el juego y la operatividad a viejos pozos.
Esta concesión fue renegociada en 2014 y vence en 2015. Se trata de un área mayormente gasífera que produce el 15% del total de la provincia y tiene muy poca extracción de hidrocarburos. Es un área que comenzó a explotarse a mediados de la década del 90.

Se trata de un pozo deplotado, eso significa que ya no se puede producir, es decir que la extracción de hidrocarburo ya no es rentable. Las empresas de esta magnitud no gastan recurso en este tipo de pozo. El almacenamiento significa un giro en cuanto a la infraestructura. En el caso Aguada de los Indios Sur, donde se va hacer el proyecto, tenía una producción de 300 kilos y ahora tiene 70, es decir que tiene una baja importante en la producción.

Específicamente donde se va a implementar este proyecto tiene un solo cuerpo productivo, ese donde se va hacer el proyecto de inyección. Actualmente este yacimiento tiene una producción de 29 mil metros cúbicos de gas por mes. Se trata del bloque A del área.

El proyecto tiene una inversión de 140 millones de dólares que al cambio actual representan unos 5600 millones de pesos.

Lo que analiza la empresa son las condiciones de presión y de la formación del reservorio para ver si sirve inyectar gas. La ventaja principal es que durante el verano baja el consumo del gas y en invierno aumenta. Con esta lógica la tendencia es comenzar a cerrar pozos pero no es conveniente porque después cuesta mucho volver a ponerlo en funcionamiento.

El volumen de producción es constante pero el consumo no, entonces con este proyecto se almacena de octubre a mayo y a partir de mayo hasta septiembre se produce el gas que se inyectó.
Tecpetrol estima que se pude almacenar 390 millones de metros cúbicos de gas en el periodo de inyección y se los produce en invierno. De esta manera se equilibra la ecuación. Otro dato no menor es que el gas no se puede almacenar en cualquier lado.

La inversión significa 5.600 millones de pesos. El único antecedente positivo de un caso similar es en el yacimiento Diadema de Chubut, es el único en el país con buenos resultados. Las características del reservorio son claves para poder llevar adelante ente esta iniciativa. El pozo tiene que tener baja presión, sin fugas, entre otras cosas.

Está previsto la perforación de 10 pozos productores más tres pozos de monitoreo. El área tiene 16 kilómetros cuadras, es una zona chica dentro del área de Agua Salada.
La inversión contempla el empalme con el gasoducto que está a 8 kilómetros. Esta corta distancia hace más atractivo el proyecto por los costos y la factibilidad de llevarlo a cabo. La idea la presentó Tecpetrol. Se estima que entre dos años se podría dejar terminado el pozo para almacenamiento. Tecpetrol tiene mucha producción de gas en Vaca Muerta y esta zona serviría para almacenar.

El proyecto generará 15 puestos de trabajo permanente y más de 300 temporarios. Estará listo para 2020

Además esto generaría nuevas fuentes laborales, 15 permanente y más de 300 temporarias mientras dure la ejecución de la infraestructura. “Generar actividad en un yacimiento que sin un proyecto de este tipo debería cerrarse. Con esta propuesta podría tener unos 30 años más de vida. Es una vuelta de tuerca en estos yacimientos que ya casi no producen”, indicó una fuente de la secretaria de Energía.

Ese podría ser el primero de varios pozos viejos que se utilizarán para almacenar gas ya que la producción en Vaca Muerta dejará un remanente de gas que no se utiliza en el mercado interno y que tampoco se puede exportar ya que tiene un límite. Entonces el almacenamiento surge como una alternativa atractiva para las grandes operadoras.

El beneficio para la Provincia abarca la inversión de los 140 millones de dólares, la continuidad del funcionamiento de un área en declive y las nuevas fuentes de trabajo. Si se cumplen con los plazos que estipula Tecpetrol y la factibilidad y las pruebas son satisfactorias podría comenzar a funcionar en 2020.

Share Button

Comments

comments