Weretilneck estalló contra Milei: «Dejen de agredir y apretar»

En un contundente mensaje a través de su cuenta de Twitter, el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, manifestó su profundo malestar por las acciones y declaraciones del Gobierno Nacional encabezado por Javier Milei desde el pasado 10 de diciembre.

«Jamás en 40 años desde el regreso de la democracia, un Gobierno Nacional agredió y le faltó el respeto a las Provincias como padecemos desde el 10 de diciembre», expresó Weretilneck en su tuit, denunciando una falta de respeto histórica hacia las jurisdicciones provinciales.

El gobernador se refirió especialmente al presidente provisional del Senado, quien, según Weretilneck, insultó a los gobernadores al tratarlos de «animales». Para el mandatario de Río Negro, este término no solo es un ataque a los representantes elegidos por el voto popular, sino también un agravio hacia los millones de ciudadanos que construyen la República diariamente.

Weretilneck defendió las acciones de las provincias al ser llamados «animalitos de gastar», destacando que el gasto está destinado a garantizar derechos fundamentales. «Gastamos» para proporcionar educación, seguridad y salud gratuita a la población, así como para impulsar el turismo y la infraestructura, construyendo viviendas, escuelas, hospitales, rutas y servicios básicos para cada hogar.

El gobernador concluyó su mensaje instando a defender la autonomía de las provincias y a cuestionar las acciones de un Gobierno Nacional que, según él, menosprecia y menosprecia constantemente el esfuerzo y la contribución de las jurisdicciones provinciales al desarrollo del país.

El nuevo comisario de Catriel estuvo detenido por abuso sexual agravado

El nuevo comisario de Catriel, Roberto Parra, estuvo detenido e imputado por el delito de abuso sexual agravado a una agente mujer en la comisaría 27° de San Carlos de Bariloche, hecho denunciado por la víctima en enero de 2021. Tras haber sido apartado de su cargo, le retiraron el arma reglamentaria y dispusieron el cese inmediato de su cargo. Desde ese momento cumplió funciones de coordinación en la Regional Tercera. Después de dos años de silencio por parte de las autoridades y el gobierno de Río Negro, el comisario fue sobreseído en el caso porque fiscalía no pudo reunir elementos de prueba en su contra, responsabilizando de esto a la denunciante.

La mujer denunció haber sufrido abuso sexual en la unidad en la que cumplía servicios. Comunicó la situación a otro agente y de inmediato, se activó el protocolo de actuación. Intervino personal de la Comisaría de la Familia y la mujer recibió atención en el hospital Ramón Carrillo. La denuncia penal se presentó en la Fiscalía, a cargo de Silvia Paolini y Gerardo Miranda, que dispusieron la detención del jefe policial.

Al conocer la denuncia, la -por entonces- secretaria de Estado de Seguridad y Justicia, Betiana Minor (hoy reemplazada por Daniel Jara, ex jefe policial), y el jefe de la Policía de Río Negro, Osvaldo Tellería, procedieron a separar al imputado, le retiraron su arma reglamentaria y dispusieron el cese inmediato de su cargo en la Comisaría 27.

En aquel momento Minor repudió el hecho denunciado y resaltó que «delitos como el abuso sexual dentro de la fuerza policial serán sancionados con todo el peso que corresponda, articulando junto a la Justicia para la condena de los culpables y el acompañamiento permanente de las víctimas».

Tras dos años de silencio hermético por parte de las jefaturas policiales y el gobierno de Río Negro, el comisario denunciado fue sobreseído en la causa. El fallo señala que fue sobreseído por recomendación del agente del Ministerio Público Fiscal, tras no poder reunir «elementos de convicción que acreditaran la falta de consentimiento de la víctima». En el documento también se señala como argumento para desestimar la elevación a juicio que la víctima fue «contradictoria» sobre una supuesta «relación amorosa» con el imputado y que tenía «una situación delicada de salud y vulnerabilidad».

Hace poco el ex jefe de la Policía de Río Negro, Osvaldo Tellería, lo defendió públicamente y confirmó a Radio Seis (Bariloche) que «efectivamente en su momento se realizó una denuncia penal, intervino la Fiscal y dispuso que quede detenido», pero luego de la investigación correspondiente quedó sobreseído. En este sentido, «el Comisario se tomó un año de licencia, ya que pasar por esa situación no era la más saludable para él», apuntó. 

«Estuvo trabajando en el área de Operaciones de la Regional (Tercera), coordinando el personal de agentes que iba a hacer la temporada y este año en la nueva reestructuración, lógicamente tenía que ocupar un cargo y se lo designó a la Comisaría 28«, detalló.

Ante la consulta de porqué no se había realizado una declaración esclareciendo la causa, el Jefe de la Policía rionegrina afirmó que el expediente «pasó toda la vía judicial, y no hay ningún tipo de inconveniente con el Comisario, por eso se lo vuelve a poner en funciones», aunque aclaró que «lógicamente no se hizo ninguna declaración pero se hicieron los trámites correspondientes»

Por último, confirmó que el comisario Parra «esta sobreseído y esto no afecta su buen nombre y honor, más en el tema que se esta hablando»

La comisaría 27 de Bariloche, donde cumplía funciones Parra al momento de ser denunciado.

El caso de abuso sexual agravado denunciado en 2021

La denuncia contra el comisario se conoció el 12 de enero de 2021 cuando las autoridades provinciales informaron del caso y repudiaron lo ocurrido en un destacamento de Villa Los Coihues (Bariloche). Por aquel entonces desde la cúpula del Ministerio de Seguridad tomaron la decisión de separar a Parra, retirar su arma reglamentaria, hacerlo cesar en su cargo y retener sus haberes.

Según se explicó en ese momento, la víctima denunció ante otro agente el abuso sexual. Ese día, según el relato de la víctima a fiscalía, el Comisario llegó cerca de las 21 y cambió todas las disposiciones planificadas a diario. Valiéndose de su condición de Jefe dispuso que los efectivos que se encontraban de guardia se retiraran del edificio e incluso levantaran el puesto de control vehicular cercano, para realizar recorridos y trabajo peatonal, con la excusa que había que reforzar la seguridad en la calle.

De esta manera no dejó a nadie dentro de la Comisaría 27ª, excepto a una joven agente a quien le solicitó que ingrese a su oficina y allí la obligó a que le practique sexo oral y después la penetró. 

Luego de haber sido sometida por su jefe, la agente se retiró de la oficina, en un estado de shock desesperante. Luego de algunos minutos en los que le costó entender lo sucedido, le contó el sometimiento a un compañero de trabajo, y fue este quien la convenció para hacer la denuncia correspondiente. El efectivo la acompañó a la Comisaría de la Familia donde la asistieron y de inmediato dieron aviso al Ministerio Público y a la Jefatura de Policía.

Posteriormente, con la certificación médica de las heridas provocadas por la violación a la agente, la Justicia dispuso la detención de Parra y desde el gobierno provincial la intervención de la Comisaría 27ª. Dos años después, fue sobreseído por el juez Ricardo Calcagno a instancias de la solicitud de la defensa y el Ministerio Público Fiscal.

Facebook
Twitter
WhatsApp