La propuesta de Río Negro a los estatales está 200 mil pesos por debajo de la canasta básica

Ayer el gobierno "mejoró" la oferta de un piso salarial de $500.000 anexando una propuesta de bono por única vez por una suma de $60.000 a abonarse el 27 de marzo. Desde los gremios de Salud, Educación y el Consejo de Bienestar Policial le recordaron que la canasta básica del INDEC está en $690.000.

El gobierno de Río Negro anunció una propuesta de aumento salarial para los trabajadores estatales provinciales, desencadenando un proceso de negociación con los gremios que los representan. Asegurando hacer un esfuerzo por abordar las demandas de los trabajadores, ofertaron un bono excepcional único de $60.000 por agente, que se abonará el próximo 27 de marzo. Sin embargo, los gremios de los estatales rionegrinos expresaron su preocupación, remarcando que la propuesta gubernamental no aborda completamente las necesidades de los trabajadores, ya que el salario mínimo propuesto por el gobierno de $500.000 sigue siendo insuficiente según la canasta básica del INDEC, que se sitúa en más de $690.000.

La semana próxima se llevará a cabo una mesa de diálogo entre el Ministerio de Salud y los gremios ATE y UPCN para abordar las demandas específicas del área, la convocatoria a una nueva paritaria para el 3 de abril en la sede de la Función Pública también está prevista como parte del proceso de negociación. Mientras tanto, los trabajadores de Salud nucleados en la Asociación Sindical de la Salud Pública (ASSPUR) anunciaron medidas de fuerza, incluyendo paros y movilizaciones en diferentes localidades de la provincia durante las jornadas del 19, 20 y 21 de marzo. Habrá acampe sanitario en General Roca, paro y acampe en San Antonio Oeste, estado de movilizacion y asamblea permanente en Cipoletti, Catriel y Allen, y paro en Viedma, Bariloche (por tiempo indeterminado), Cinco Saltos, Luis Beltrán, Choele Choel, Cervantes y Campo Grande.

El gobierno provincial presentó propuestas para los salarios y mejorar las condiciones laborales en varios sectores, incluyendo el policial, Salud y Educación. Sin embargo, los gremios sostuvieron que la propuesta gubernamental no calma las preocupaciones de los trabajadores, y resaltaron la importancia de garantizar salarios dignos que cubran las necesidades básicas de los empleados estatales.

Educación

El gobierno propueso continuar financiando con recursos propios el FONID y la Conectividad para los docentes, con el objetivo de evitar una reducción nominal en sus salarios. Esta medida surge como respuesta a la decisión de Milei de eliminar por completo estos beneficios del salario de los maestros. La propuesta presentada por el gobierno de Río Negro a los sindicatos ATE y UPCN fue la misma que se compartió posteriormente con el sindicato docente Unter. Desde el gremio cuestionaron la divulgación previa de la oferta y confirmó que se discutirá en un nuevo Congreso el próximo 21 de marzo. Unter expresó su preocupación, argumentando que esta propuesta profundiza la disparidad salarial y deja a un importante número de trabajadores con salarios por debajo de la línea de pobreza. Además, criticaron que la Provincia considere como una buena noticia garantizar un salario neto mínimo de $500.000, cuando la canasta básica del INDEC supera los $690.000.

Policía

De acuerdo con la propuesta de la provincia, el personal de Policía de Río Negro verá un aumento en el valor del punto policial, pasando de $1.117 a $1.465, y ningún empleado ganará menos de $500.000. Asimismo, las becas para cadetes y aspirantes a agente aumentarán significativamente, pasando de $16.275 a $81.206. No obstante, el Consejo de Bienestar Policial (CBP) expresó preocupación por el hecho de que los efectivos policiales de la provincia aún se encuentren $200.000 por debajo de la canasta básica.

En paralelo, el CBP llamó a todo el personal policial a no aceptar la reparatoria extraordinaria por los adicionales por zona desfavorable mal liquidados a los agentes debido a que en su cálculo no se incluían adicionales no remunerativos, aplicados entre el 2007 y el 2015. Por el contrario, convocaron a iniciar demandas urgentes como la única forma de garantizar el reconocimiento adecuado de sus necesidades. Argumentaron que el 95% de retirados y pensionados quedan excluidos, sin certeza sobre los pagos y montos. Aquellos que ya iniciaron juicio, deben pagar los honorarios de sus abogados y enfrentan incertidumbre sobre las formas de pago. Para quienes se retiraron antes del decreto 38, recibirían solo un porcentaje, debiendo afrontar gastos legales. Recomendaron esperar la reglamentación antes de aceptar la ley y sugirieron avanzar con las demandas para defender sus derechos. Sostuvieron que no cobran honorarios por iniciar las demandas y proponen reconocer retroactivamente los últimos tres años para retirados y pensionados.

Según una legisladora de JSRN, hay 8.615 agentes de la Policía que podrían hacer juicio y ya hay 4.000 que han iniciado causas judiciales. Hace poco, la Legislatura aprobó un proyecto para establece un régimen voluntario al que pueden adherirse los agentes y retirados comprendidos en la Ley L Nº 679, con el fin de acceder al pago retroactivo por las diferencias salariales ocasionadas por las malas liquidaciones, en períodos no prescriptos a cambio de renunciar a las acciones judiciales. Los montos de la reparación oscilan entre 2,5 y 3,8 millones de pesos para el personal de Seguridad, y entre 1,6 y 2,1 millones de pesos para los técnicos. Esto ocurrió luego que la Corte Suprema de Justicia de la Nación ratificó fallos de tribunales rionegrinos a favor del pago de adicionales a agentes de la Policía de Río Negro que llegaron a esta instancia por apelaciones de la provincia. Estos proceso provocarían pérdidas millonarias al Estado provincial. Fuentes del CBP estimaron que los juicios podrían alcanzar sentencias favorables por cifras superiores a 5 millones de pesos para cada agente que realice y culmine el reclamo judicial.

https://twitter.com/rionegrogob/status/1769838048135512389